Grafointeriorismo con Arne Jacobsen: la curva compacta

 

Arne Jacobsen, el arquitecto que fue primero albañil y aprendió a trabajar los materiales hasta transformarlos en algo práctico y muy original. ¿Te has preguntado alguna vez cómo ideó la ‘silla huevo’, la ‘silla hormiga’, el ‘sillón París’, o la ‘silla cisne’? La clave la tenemos en su firma: sus 2 iniciales forman una curva continua con la angulosidad perfecta. Así nos lo ha revelado el estudio de su letra. Vamos a verlo. Grafointeriorismo con Arne Jacobsen: la curva compacta.

 

La firma de Arne Jacobsen es una curva continua equilibrada con 3 puntos angulosos.

La firma de Arne Jacobsen es una curva continua equilibrada con 3 puntos angulosos.

 

El arquitecto y diseñador danés Arne Jacobsen es otro de los grandes genios de la arquitectura y el diseño del siglo XX. Admirador y discípulo de Le Corbusier, también formó parte del grupo de arquitectos que apostaron por la comodidad sin renunciar a romper con la tradición del diseño. No solo a nivel conceptual, sino también en la manera de trabajar los materiales e introduciendo elementos nuevos que no existían y que hoy, ya forman parte de los clásicos del siglo pasado.

Para conocer un poco mejor el origen y el por qué de la manera de trabajar de Arne Jacobsen hemos sometido su firma a un proceso de Grafointeriorismo, en el que, a través del estudio de sus trazos, hemos encontrado todas las claves de su manera de trabajar y de concebir el diseño.

 

 

Los diseños de Arne Jacobsen se hacía de un solo trazo, igual que su firma.

Los diseños de Arne Jacobsen se hacía de un solo trazo, igual que su firma.

 

La firma de Arne Jacobsen nos revela un espíritu esencial, amable y muy equilibrado. Vemos que su firma está compuesta de sus dos iniciales, la ‘A’ de su nombre de pila y la ‘J’ de su apellido. Trazadas de una sola vez, ya vemos que era un hombre que iba al grano, que no necesitaba nada más que lo esencial para representarse a sí mismo. Y lo hacía de una manera cordial, sin perder de vista el equilibrio de las decisiones. 

 

Arne Jacobsen reproduce la curva de su firma en todos sus diseños tanto en muebles como en arquitectura interior.

Arne Jacobsen reproduce la curva de su firma en todos sus diseños tanto en muebles como en arquitectura interior.

 

 

Así que, por lo pronto, ya vemos que esa forma curva de su firma, realizada en un solo trazo, se refleja en sus diseños. Tal y como se aprecia en su producción de muebles, se observa que las piezas están hechas de una sola vez. Solo tienes que fijarte en el juego de sillas de la imagen superior que se integra perfectamente en la mesa redonda o ’round prepop chair’, o en la escalera helicoidal del hotel SAS Royal Hotel para ver que buscaba la amabilidad de la curva sin renunciar a la contundencia de los materiales fuertes y del diseño.

 

La 'silla huevo aviador' reproduce el equilibrio de la curva y el ángulo de la firma de Arne Jacobsen.

La ‘silla huevo aviador’ reproduce el equilibrio de la curva y el ángulo de la firma de Arne Jacobsen.

 

Como se aprecia en su ‘Egg chair’ modelo ‘aviador’ de la imagen de arriba, como en el modelo de ‘silla drop’ de la imagen inferior, las formas de estos muebles son el fiel reflejo de la primera parte de su firma, en la que se aprecian 3 puntos de ángulo suave, que junto al trazo firme y rápido, nos muestran que Arne Jacobsen tenía la contundencia suficiente en su carácter y la seguridad justa que le permitió continuar con su trabajo innovador y ser mundialmente aceptado. 

 

La 'silla drop' reproduce el equilibrio de la curva u el ángulo de la firma de Arne Jacobsen.

La ‘silla drop’ reproduce el equilibrio de la curva u el ángulo de la firma de Arne Jacobsen.

 

Vemos también este reflejo de su personalidad en otro de sus diseños emblemáticos la clásica ‘Egg chair’ o ‘silla huevo’. Como vemos, la ‘J’ de su apellido inspira la forma de la silla. Una vez más, observamos, como en otros diseñadores, que su fijación y confianza en lo que hacen se proyecta en sus obras rompedoras. Además, observamos que no tiene rúbrica ninguna, con lo cual, ya sabemos también que estaba completamente seguro de lo que hacía. Que creía en ello y que fue todo un éxito que hoy pervive como un clásico vintage en nuestros días.

 

La 'silla huevo' o 'Egg chair' sigue la forma de 'J', la inicial del apellido de Arne Jacobsen.

La ‘silla huevo’ o ‘Egg chair’ sigue la forma de ‘J’, la inicial del apellido de Arne Jacobsen.

 

Los diseños de muebles de Arne Jacobsen formaron parte de su obra arquitectónica, como el conocido hotel SAS en Copenhague, donde buscó crear entornos cómodos para recibir a los huéspedes y sus visitas mientras esperaban o charlaban en el Hall o espacios comunes del hotel. El ejemplo más evidente es el de la ‘silla cisne’ o ‘Swan chair’. Como vemos en la imagen inferior, creó lugares acogedores donde esperar.

 

 

Vista del Hotel SAS con algunas sillas de Arne Jacobsen.

Vista del Hotel SAS con algunas sillas de Arne Jacobsen.

 

La ‘silla 7’  es otro de los diseños curvos con un punto justo de angulosidad donde vemos reflejada la personalidad equilibrada, amable y firme de Arne Jacobsen. Su ‘7 chair‘ se hizo mundialmente famosa porque evitó que la actriz británica Christine Keeler saliera desnuda en un posado fotográfico al que se había comprometido por contrato, pero que finalmente se negó por se amante del ministro británico John Profumo. Para evitar el escándalo, el fotógrafo Lewis Morley ideó darle la vuelta a la silla. De este modo, la actriz cumplió su contrato de posar desnuda, aunque sin ser ‘vista’.

 

 

La actriz Kristine Keeler, retratada por Lewis Morley en la 'silla 7' o '7 chair'.

La actriz Christine Keeler, retratada por Lewis Morley en la ‘silla 7’ o ‘7 chair’.

 

Veamos algunos bocetos de los diseños de las sillas emblemáticas de Arne Jacobsen. Tal y como se aprecia en la imagen, también era amante de los materiales naturales como el mimbre o la médula. que forman diferentes diseños como el ‘sillón París’ donde está sentado nuestro protagonista, y que se pueden utilizar tanto en el exterior, como en el interior de casa.

 

Bocetos de Arne Jacobsen y el arquitecto sentado en una de las variantes de la 'silla Paris'.

Bocetos de Arne Jacobsen y el arquitecto sentado en una de las variantes de la ‘silla Paris’.

 

En la foto inferior de Arne Jacobsen se aprecia la amabilidad de su carácter. Los bocetos de la ‘silla huevo’ o ‘Egg chair’ muestran esa forma equilibrada de trabajar en una sola pieza.

 

Bocetos de Arne Jacobsen.

Bocetos de Arne Jacobsen.

 

Algunos ambientes creados con sillas diseñadas por Arne Jabobsen: ‘silla hormiga’ o ‘Ant chair’, ‘sillón París’ y ‘silla cisne’ o ‘Swan chair’. Se trata de diseños polifacéticos que encajan bien en cualquier ambiente y que hoy, en pleno siglo XXI, aportan ese toque minimalista- en el caso de la ‘silla hormiga’ o ese toque de naturalidad y comodidad, en el caso del ‘sillón París’. Incluso, combinando varios diseños Arne Jacobsen, el ambiente queda perfectamente equilibrado.

 

Sillas Ant, Swan y París.

Sillas ‘Ant’, ‘Swan’ y ‘París’ de Arne Jacobsen.

 

Arne Jacobsen también creó puntos de luz, tal y como se aprecia en la imagen inferior donde vemos ambientes creados con la ‘silla huevo’ o ‘Egg chair’ y con lámparas diseñadas por este arquitecto danés.

 

Silla huevo p 'Egg chair', y lámpara diseñada por Arne Jacobsen.

Silla huevo p ‘Egg chair’, y lámpara diseñada por Arne Jacobsen.

 

La silla ‘seven’ o ‘7 chair’ , así como la ‘silla Drop’ son iconos en restaurantes y cocinas y apartamentos modernos. Se pueden encontrar casi en cualquier color y en cualquier material, bien sea aglomerado, plástico, madera o tapiz.

 

Silla 7, o 'silla seven' o '7 chair' y silla 'Drop'.

Silla 7, o ‘silla seven’ o ‘7 chair’ y silla ‘Drop’.

Menú